lunes, 21 de febrero de 2011

PREMIO RETROSPECTIVA 2011




José Luis Borau director de cine


Nació en Zaragoza el 8 de agosto de 1929. Hizo sus primeros estudios en el Colegio San Agustín de Zaragoza. Borau comenzó a estudiar Derecho en Zaragoza en 1949. Tras trabajar durante un corto período como crítico de cine en el periódico Heraldo de Aragón, estudió desde 1957 en la Escuela Oficial de Cinematografía en Madrid, carrera que terminó con el corto En el Río en 1961.



Fue considerado como la gran esperanza del "nuevo cine español" en los años 60. Sin embargo, mientras que sus contemporáneos hacían un cine psicológico, él, siguiendo las modas de Hollywood, se dedicó al Spaghetti Western (Brandy, 1963) o al thriller (Crimen de doble filo, 1965), con poco éxito comercial.


De estos trabajos sacó la conclusión de que sólo podía filmar películas satisfactorias si las realizaba bajo control propio y fundó en 1967 su propia productora El Imán. Durante diez años filmó sobre todo anuncios y produjo películas de otros. Además, trabajó como profesor de guión de la Escuela Oficial de Cinematografía.


Su primera película bajo control propio es el thriller político Hay que matar a B. (1974), que puso de relieve, por primera vez, su estilo preciso y minucioso en la dirección, la construcción de la historia y el montaje.


Su mayor éxito comercial lo tuvo en 1975 con el drama Furtivos, que actualmente se considera como uno de los mejores ejemplos del último cine franquista. Sobre todo, impresiona la escenografía visual de la trama en los bosques de los alrededores de Madrid. La película obtuvo en 1975 la Concha de Oro del Festival de Cine de San Sebastián y el premio a la mejor película en lengua española.


Tras La Sabina (1979), en 1984, fue director de la coproducción hispano-norteamericana Río Abajo (título en EEUU: On the Line) con David Carradine y Victoria Abril. Tras cosechar un éxito de público y crítica en 1986 con Tata mía (con Imperio Argentina y Carmen Maura), entre otras cosas alcanzó una nominación para los Goya como mejor guión y filmó en 1997 Niño nadie.


En 1993 filmó la serie de televisión Celia, basándose en historias de Elena Fortún. Con la idea de sólo escribir los guiones y producir los capítulos, acabó por dirigir parte de la serie. La serie tuvo éxito de público en la televisión española.


De 1994 a 1999 fue presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.


En 1995 fundó su propia editorial, ediciones El Imán, de libros sobre cine.


En el año 2001 obtuvo con su película Leo (2000) el premio Goya a la mejor dirección. Además, ganó el premio especial del jurado del Festival de Cine de Málaga y junto con La Comunidad de Álex de la Iglesia el Premio Fotogramas de Plata. En 2003, a los 74 años, recibió por Camisa de once varas, libro de relatos, el Premio Tigre Juan de narrativa a la mejor ópera prima. En 2007, Chunta Aragonesista le concedió el III Premio Aragoneses en Madrid. En julio de 2007 fue elegido nuevo presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y en febrero de 2008 fue nombrado académico de la Real Academia Española, cubriendo la vacante de Fernando Fernán Gómez en el sillón "B". La contestación de su discurso de incorporación corrió a cargo de Mario Vargas Llosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada